Una pasión explicable…

El tipo puede cambiar de todo de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios, pero hay una cosa que no puede cambiar… ¡no puede cambiar de pasión!

Aún estoy impactado por dos cosas. Una, que en los tiempos de El TikiTaka llegara a cruzar un mail con Eduardo Sacheri, a la postre, guionista de El Secreto de sus Ojos, y en aquel entonces prometedor cuentista que tan buen sabor de boca me dejó con Esperándolo a Tito y otros cuentos.

Otra, por supuesto, por la grata reproducción de un partido de fútbol de los ’70 argentinos con la participación de Racing en Parque Patricios. Lo sé, no descubro nada, pero me impacta igual, ché.

De la película, como debatía con @cglucio, una gran duda. ¿Acepta Benjamín la justicia de Morales o lo denuncia? Habrá que preguntarle a Sacheri, ¿no?

Y la Acadeeeee, y la Acadeeeee… Salud y menottismo para todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: