Y a Mariano le dio un ataque de garrinchitis

Hay mucho de justicia poética en el fútbol. En un pase, una derrota… en un gol. Andaba muy ufano haciendo chistecitos sobre Mari4no Perní4 ignorando esa ley no escrita del balompié mundial que dice que basta con señalar al mayor de los despropósitos con botas de tacos para que de un día para otro le visite el espíritu justiciero de Garrincha y silencie todos y cada uno de tus chistes. Es lo que paso en el Racing – Tigre de hace dos semanas y es lo que me pasa por hablar antes de tiempo. Pernía me calló la boca.

El resultado, uno a dos,  lo conocen ya todos. El T4no abrió la lata para mayor gloria del peniaísmo (que si no existe habrá que crearlo) y el Tigre del Vasco Arruabarrena se encontró con todo de cara para darse un festín. La historia podría haber sido distinta si al árbitro Laverni, que de justicia también debería entender, no le hubiera dado un ataque de pulcritud tal para considerar el aplauso sincero de Litch como merecedor de la segunda amarilla. Ahí decretó el final del partido, a falta de los segundos cuarenta y cinco minutos y el tropezón ante Lanús, previo al tropiezo frente a Estudiantes, se convirtió en una caída con todo el equipo. Tocaba levantarse y qué mejor manera de hacerlo que en globo. Ante Huracán toca levantar el vuelo…

Extras

Toda la info actualizada -no como este blog ;-)- sobre Racing Club en La Comu de Racing

Me llega de buena fuente, fuente presencia, que el responsable de los árbitros argentinos es hincha cerrado de Indesingente. Un apunte, sin más.

Anuncios

2 Responses to Y a Mariano le dio un ataque de garrinchitis

  1. Me alegro de que el bueno del Tano te cerrara la boca 😉
    Pernía fue un jugador que nunca estuvo a la altura del Atlético de Madrid, que siempre he pensado que cortó la progresión de Antonio López (por entonces incluso internacional y con 25 años), pero que siempre tuvo una calidad humana muy por encima de la futbolística.
    Por ello me alegro de que le vaya bien, ya que estuvo mucho tiempo sin equipo y lo pasó mal tras su accidente.

    Un abrazo menottista y a ver cuándo nos hacemos una foto pal blog!!

  2. Pingback: El optimista del tacón « Diga qué le debo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: