Sumando talentos, sufriendo puntos

Foto gentileza de @FacuTilli, testigo presencial del regreso de la dupla #GioyTeo

Olimpo debió de pellizcarse un par de veces. Nunca una visita desde Bahía Blanca generó tanta expectación en el Cilindro. Está claro que fue un accidente, como cuando crees que la rubia de enfrente te está mirando a ti en lugar de al modelo que justo acaba de entrar por detrás. Olimpo puede ser ejemplar pero no es modélico. #GioyTeo sí lo son y la mera idea de verlos juntos en el terreno de juego revolucionó las calles Mozart y Corbatta, las de Barranquilla o Madrid.

En la cabeza de todos andaba latente una suma que de sencilla caía por su propio peso. Algo así como un dos más dos, cuatro en versión académica. Vamos, que si Teo por separado es un crack y Gio por su parte es capaz de generar que media Colombia resintonice sus televisores para captar la señal internacional que llega desde Avellaneda, juntos los dos en el mismo equipo debían ser el carnaval. Y aunque Simeone no es dado a las fiestas ni al desorden del cofeti, tampoco es ciego.

Entendió que debía juntarlos a pesar de Hauche o Lugüercio y la mezcla funcionó. Lo hizo hasta que llegó el gol. Ese gol a favor que automáticamente condena al equipo a defenderse y a perder la pelota. En ese trámite incómodo se desdibujó un poco Gio, que no Teo, que siguió a la suya, la de pescar, aunque esta vez sin demasiada suerte. Virus FIFA, lo llamamos por aquí. A saber. Con Lucas Licht y Sebastián Saja en versión Maldini y Casillas, Racing no dejó escapar la oportunidad de cerrar una noche redonda. Las tribunas lo disfrutaron. Barranquilla y Madrid, también.

Vía @andresdevita, la prueba del Carnaval

Salud y menottismo para todos…

Extras

Todo Racing está en La Comu de Racing, un MUST

La Filial Española, unos AMIGOS

Saludos al ‘Comando Legaña Racinguista’ de España que se pega el trasnoche para ver a Racing y comentarlo por Twitter. Unos capos!

Anuncios

Con ‘T’ de tanque

El tanque está lleno. De ilusiones y de goles. Y ya se sabe, con el depósito a full, llegar a tu destino es cuestión de tiempo. Y más en un club como Racing en el que se necesita poco para que la llama se prenda y con ella la gente. Hablo de eso del “Juntos, podemos”, que dirían otros clubes, pero en versión argentina y racinguista. Racing, si quiere, puede. Lo ha demostrado este campeonato y lo demostró ante Colón en Santa Fe. Una salida fea, de las que cuestan, como un ir a Almería para el Atleti, para entendernos. Una salida chiva, en definitiva, de la que se regresó reforzado.

De estos cinco partidos ya se pueden sacar algunas conclusiones. Por ejemplo, que contar con un artillero como Teo es una bendición. De acuerdo, no es el más virtuoso ni el más elegante en sus movimientos pero las enchufa y es lo que cuenta. Hizo en poco menos de dos meses lo que #ChauBieler no pudo en más de un año y con sus goles de tanque puro, divierte y se divierte. Racing gobierna un Clausura underground con Boca y River que aunque quieran no pueden, y en medio de tanto hit alternativo destaca el más indie de los mediapuntas: Luguercio. El Payaso sonríe y con él, Racing, y con Racing, todos. Somos líderes y toca disfrutarlo.

Salud y menottismo para todos… y para el Flaco, más!

Extras:

Racing se vive en La Comu, of course

Los goles de Racing