Sumando talentos, sufriendo puntos

Foto gentileza de @FacuTilli, testigo presencial del regreso de la dupla #GioyTeo

Olimpo debió de pellizcarse un par de veces. Nunca una visita desde Bahía Blanca generó tanta expectación en el Cilindro. Está claro que fue un accidente, como cuando crees que la rubia de enfrente te está mirando a ti en lugar de al modelo que justo acaba de entrar por detrás. Olimpo puede ser ejemplar pero no es modélico. #GioyTeo sí lo son y la mera idea de verlos juntos en el terreno de juego revolucionó las calles Mozart y Corbatta, las de Barranquilla o Madrid.

En la cabeza de todos andaba latente una suma que de sencilla caía por su propio peso. Algo así como un dos más dos, cuatro en versión académica. Vamos, que si Teo por separado es un crack y Gio por su parte es capaz de generar que media Colombia resintonice sus televisores para captar la señal internacional que llega desde Avellaneda, juntos los dos en el mismo equipo debían ser el carnaval. Y aunque Simeone no es dado a las fiestas ni al desorden del cofeti, tampoco es ciego.

Entendió que debía juntarlos a pesar de Hauche o Lugüercio y la mezcla funcionó. Lo hizo hasta que llegó el gol. Ese gol a favor que automáticamente condena al equipo a defenderse y a perder la pelota. En ese trámite incómodo se desdibujó un poco Gio, que no Teo, que siguió a la suya, la de pescar, aunque esta vez sin demasiada suerte. Virus FIFA, lo llamamos por aquí. A saber. Con Lucas Licht y Sebastián Saja en versión Maldini y Casillas, Racing no dejó escapar la oportunidad de cerrar una noche redonda. Las tribunas lo disfrutaron. Barranquilla y Madrid, también.

Vía @andresdevita, la prueba del Carnaval

Salud y menottismo para todos…

Extras

Todo Racing está en La Comu de Racing, un MUST

La Filial Española, unos AMIGOS

Saludos al ‘Comando Legaña Racinguista’ de España que se pega el trasnoche para ver a Racing y comentarlo por Twitter. Unos capos!

El traje del domingo

Foto: Olé

Dicen que lo inesperado tiene un regusto especial y en palabras del capitán, Yacob, caer ante Estudiantes en el Cilindro fue precisamente eso, inesperado, y por tanto, especial. Como me veía sacándole lustre al traje de aspirante no vamos a negar que la vaselina perfecta del uruguayo Hernán Rodrigo López no me cayera como una pequeña mancha justo a la altura de la solapa. Ahí, donde más se ve, al lado de la que nos dejó Boca. Pequeñitas, insisto, porque el equipo ha dado muestras de que sabe vestir para la ocasión y que quiere ir de etiqueta, pero mancha al fin y al cabo.

Afortunadamente existen quitamanchas. Teo es uno de los más conocidos. Yacob, Toranzo, Pillud…  Hay muchos a los que agarrarse, los suficientes para que el traje de Russo llegue intacto al final del Clausura y nos caiga a la medida de lo ya mostrado ante Colón o la primera parte ante Olimpo. Ese es el modelo sobre el que tejerlo y el que nos permite seguir soñando con desfilar, paso a paso, delante de todos y vestidos de campeón.

Salud y menottismo para todos!

La Comu de Racing, presente en el Calderón. Un fin de semana difícil en lo futbolístico...

 

Coincidencias genéticas

Foto: @ERIKAFOSSA78 vía @Comu_Racing

La gente del Atleti tenemos familia en Argentina. No lo digo yo, lo dicen los últimos estudios genéticos aparecidos en las prestigiosas publicaciones Diario Olé, Canchallena o la que elijan de aquellas tierras del otro lado del charco. Con según qué hinchas compartimos no uno ni dos genes, compartimos una cadena genética entera. Sólo así se explica que alguien pueda sentir tanto por un equipo que va ganando en casa cuatro a cero a Olimpo, al poco de arrancar la segunda parte, y termina pidiendo la hora con el corazón en la garganta que cantaría aquel. Vamos, todo un clásico made in Atleti o, en este caso, made in Racing.

Dicen esos mismos estudios que lo peor no es tener diagnosticada la similitud genética atlético-racinguista. Al parecer, lo más difícil para quienes la padecemos es asumir que contra la tendencia de esos genes al caos no se puede luchar y que cuando el gen K toca con el gen O se viene irremediablemente el K.O. y las maldiciones y las puteadas y… Y bueno, no sucedió ante Olimpo como no ocurrió ante el Villarreal y éste ha sido uno de los fines de semana futboleros más felices que se recuerdan por aquí… y por allá. La familia argenta me recomienda pies de plomo pero ¿quién quiere soñar bien despacio, bien pesado, cuando lo nuestro es soñar más fuerte? De momento, soñemos con la punta

Extras:

La síntesis, las fotos, los vídeos, Racing en sí mismo en La Comu de Racing

La crónica del Atleti con arte se lee en El Rato Tonto

Yo te sigo a todas parteeeees… (Vía @comu_Racing)

Camino a casa (Vía @comu_Racing y vía @Tramu712)