Jugar en el precipicio

...Racing Stones en acción ante Newell's. Foto: Pablo Pérez

Cada entrenador tiene su frase. La de Luis Aragonés es ‘ganar, ganar y ganar para volver a ganar’ y así hasta el infinito, hasta que se aburre o hasta que finalmente gana algo. La del Cholo Simeone es un poco menos utópica, más agresiva. Es el cuchillo entre los dientes o el sufrimiento nuestro de cada domingo. El sufrir y sufrir y sufrir para volver a sufrir y que el festejo final sea un desahogo o un alivio… Una fiesta en cualquier caso, conste.

Cada vez que juega Racing, sufrimos. Ya sé, va en los colores, el escudo, la idiosincrasia del club. Otra cosa es que con la plantilla actual, con Gio, Teo, Pelletieri, y demás futbolistas de buen pie estemos sufriendo por de más. Racing es, ya lo decíamos crónicas atrás, un equipo matemático, binario. La media es perfecta, uno a cero, cero a cero o cero a uno.

También uno a uno como ante Unión. Ése empate a la bolognesa era evitable como se evitó ante Newell’s. El golazo del Pescador a pase de Gio puso a Racing en ventaja y lo colocó al borde del precipicio. Caerá o no caerá. Racing no cayó pero sufrió. Como cada partido. Como hasta ahora. Como sólo Racing sabe y consigue que la fiesta final sepa a título. Estaría bien sufrir menos y que al Cholo algún día se le descuadre la ecuación pero ni el Cholo sería el Cholo ni Racing… Racing.

Salud y menottismo para todo… para el Cilindro también.

Extras

En imágenes, ante Unión…

En imágenes, ante Newell’s…

Y como siempre decimos…

Gracias a @PabloApp por contribución desinteresada con este humilde blog y por pasarme sus fotos al toque! Gracias!!

Todo Racing está en La Comu de Racing, un MUST

La Filial Española, unos AMIGOS

Saludos al ‘Comando Legaña Racinguista’ de España que se pega el trasnoche para ver a Racing y comentarlo por Twitter. Unos capos!

Gracias a Pablo Pérez, la pasión de el Cilindro llega al blog...

Anuncios

Sumando talentos, sufriendo puntos

Foto gentileza de @FacuTilli, testigo presencial del regreso de la dupla #GioyTeo

Olimpo debió de pellizcarse un par de veces. Nunca una visita desde Bahía Blanca generó tanta expectación en el Cilindro. Está claro que fue un accidente, como cuando crees que la rubia de enfrente te está mirando a ti en lugar de al modelo que justo acaba de entrar por detrás. Olimpo puede ser ejemplar pero no es modélico. #GioyTeo sí lo son y la mera idea de verlos juntos en el terreno de juego revolucionó las calles Mozart y Corbatta, las de Barranquilla o Madrid.

En la cabeza de todos andaba latente una suma que de sencilla caía por su propio peso. Algo así como un dos más dos, cuatro en versión académica. Vamos, que si Teo por separado es un crack y Gio por su parte es capaz de generar que media Colombia resintonice sus televisores para captar la señal internacional que llega desde Avellaneda, juntos los dos en el mismo equipo debían ser el carnaval. Y aunque Simeone no es dado a las fiestas ni al desorden del cofeti, tampoco es ciego.

Entendió que debía juntarlos a pesar de Hauche o Lugüercio y la mezcla funcionó. Lo hizo hasta que llegó el gol. Ese gol a favor que automáticamente condena al equipo a defenderse y a perder la pelota. En ese trámite incómodo se desdibujó un poco Gio, que no Teo, que siguió a la suya, la de pescar, aunque esta vez sin demasiada suerte. Virus FIFA, lo llamamos por aquí. A saber. Con Lucas Licht y Sebastián Saja en versión Maldini y Casillas, Racing no dejó escapar la oportunidad de cerrar una noche redonda. Las tribunas lo disfrutaron. Barranquilla y Madrid, también.

Vía @andresdevita, la prueba del Carnaval

Salud y menottismo para todos…

Extras

Todo Racing está en La Comu de Racing, un MUST

La Filial Española, unos AMIGOS

Saludos al ‘Comando Legaña Racinguista’ de España que se pega el trasnoche para ver a Racing y comentarlo por Twitter. Unos capos!

El día de Colombia

San TigreColchonero y Bendito Perea, vía @r9falcao

Hoy es el día de Colombia, hoy es San TigreColchonero, San Teo y San Giovanni que, a pesar de la sonoridad italiana de su nombre, futbolísitcamente está en las antípodas de todo lo procedente de las tierras del catenaccio. De San Perea, también colombiano, no me olvido pero su figura y estampa tienen otra dimensión que le separan de los cracks: él no es santo, él es un bendito.

Los cuatro juegan hoy y sobre todos ellos recaen gran parte de las ilusiones de sus respectivas hinchadas o de mis ilusiones, como prefiramos. Es la café connection o uno más de esos extraños vínculos invisibles que mantienen al Atleti y a Racing Club relacionados: esta vez, unidos por Colombia. El caso es que los ‘debuts’ de Falcao y de Gio Moreno son el plato fuerte del día y pérderselo será pecado. Lo mejor, un cafelito para estar bien despierto. Aúpa Atleti y Aguante Racing!!

Corresponsal en Avellaneda: Archu RC

Papelitos para recibir a Racing. Foto: Archu

Avellaneda, 29 de agosto del 2011. Miles de almas racinguistas envueltas en esa enfermedad mortal que es Racing se acercan al Coliseo de Avellaneda a ver a sus gladiadores. Estábamos todos, la Guarida Imperial, los bombos, la bandera más grande del mundo y miles de hinchas esperando el pitazo inicial que de arranque al encuentro frente al Arsenal Futbol Club.

El juez del partido Diego Abal da inicio al partido y arranca la expectativa e ilusión de quedar punteros. En los primeros 5 minutos los dirigidos por el “Cholo” Simeone se pierden dos claras situaciones de gol de la mano de nuestro ídolo, Teófilo Gutiérrez. A los 15 minutos de juego, tanto el “Demonio” Hauche como el “Chaco” Martínez pierden la oportunidad de abrir el marcador a favor nuestro.

La bandera más grande del mundo. Foto Archu

Esas jugadas fueron el despertador para Arsenal y a partir de ese momento controlaron el balón y se fueron acercando al área racinguista a través de pelotazos del arquero Cristian Campestrini y de centros de ambas bandas para Mauro Obolo. El primer tiempo se iba diluyendo entre fricciones y perdida de tiempo por parte del equipo de Sarandí quedando Racing sujeto a ese juego. Con la excepción de una jugada realizada por Toranzo con la definición de Castro que termina con el grito de gol de las miles de almas que apenas duro unos segundos al observar el banderín del lineman levantado.

Como termino el primer periodo de juego, empieza el segundo, con el agregado de un acto que enmudeció al estadio más hermoso de Avellaneda, la expulsión de Teo por simulación de falta e insulto al réferi. Con un hombre de menos, los dirigidos por Gustavo Alfaro llegaban al área sin causar daños por una sólida defensa y una excelente actuación de nuestro Señor arquero.

Para minimizar los ataques del rival, el DT académico refresca la delantera con el ingreso de Pablo Luguercio por Patricio Toranzo y Valentín Viola por Lucas Castro. A 10 minutos del final con la expulsión de Jorge Ortiz, la hinchada se levanta al grito “Tenes que salir campeón es el año…” lo que volvió abrir las esperanzas que los 3 puntos queden en casa. Pero dichas esperanzas quedaron truncadas a 5 minutos del final por una violenta patada del juvenil Viola que derivó en la roja directa del encargado de repartir justicia.

Con el partido consumado, una de las cosas positivas fue haber terminado con el arco en cero.

Hernán Pariente, conocido por unos pocos como Archu!

Quiero darle las gracias públicas a Archu por su desinteresada y apasionada crónica del partido. Todo surgió de un ofrecimiento al que se prendió al instante, lo cual me emociona. En serio, da gusto encontrarse tanta buena gente por la Red. Un gusto, real.

Extras

Como siempre recordamos, todo Racing Club está en La Comu de Racing.

Para los hinchas académicos en España, sabed que la Filial Española tiene sus puertas abiertas. Son gente 10.

Para los hinchas de aquí y allí, para todos, RacingtvHD

Los goles, aquí…

Paradoja en el sur

Solidaridad, la palabra del torneo

Cuentan las crónicas que el partido más breve del mundo se disputó en Banfield y que duró siete minutos. Lo jugó Racing y en ese suspiro futbolero la gente fue feliz, tremendamente dichosa. Durante aquel minipartido, la ilusión blanca y celeste brilló en el sur, en el este, el oeste y a miles de kilómetros al norte. En ese espacio de tiempo que va desde la piña en el túnel de vestuarios hasta el gol del central con nombre de suspiro, Cahais, todas las piezas encajaban. El doble pivote no era un estorbo, las bandas eran puñales, el balón iba y también venía, jugaba en los pies del Pata Castro o llegaba fluído hasta Teo que se encargaba de cerrar la sinfonía…

No fue un espejismo, pero casi. Fue el partido más breve del mundo. Después de esos siete minutos vinieron cuatromilnovecientosochenta segundos de agonías. El goleador y héroe de la noche hasta el momento cambió el traje de las grandes ocasiones por el mono de trabajo y empezó a achicar agua junto a sus compañeros en medio de una inundación tan agobiante como inexplicable. Hay quien piensa que no hubo más remedio que retroceder. Otros pensamos que el guionista decidió cambiar el plan sobre la marcha. Eso es el resultadismo, que a veces resulta. Contra Banfield, por ejemplo. Por supuesto, otras veces, muchas, el plan no funciona y se pierden los puntos, el recuerdo de aquellos buenos siete minutos y la crónica del partido más breve del mundo se convierte en una paradoja. La paradoja en el sur.

Salud y menottismo para todos, sobre todo, para Simeone!

Extras

Sé que lo sabéis, pero debo recordarlo. Todo Racing Club está en La Comu de Racing.

Amargo el que no haya visto #RacingTvHD

Gracias a las gestiones de Germán, presi de la Filial Española de Racing Club puedo confirmar que el de Banfield fue el primer partido que vi a la distancia como socio de la Academia. Aquí la prueba!

En imágenes…

La fiesta no estaba en Barcelona

Que empiece la fiesta...

Son las 03:00 horas de la madrugada de un miércoles, ya jueves, en el que la Supercopa de España se le ha subido a más de uno que, emborrachado de ego, ha terminado por estropear la fiesta. En realidad, es su fiesta, porque la mía no está en Barcelona si no unos cuántos miles de kilómetros más al oeste, concretamente en Avellaneda.

Llego cuarenta y cinco minutos tarde pero llego, invitado por Teo, Luquitas, el Cholo y compañía que sí fueron puntuales y se encargaron de que a mí aterrizaje, todo estuviera bien dispuesto.

Resumiendo, al descanso me había perdido el uno a cero, gol de Teo, y un penalti que prefirió estamparse contra el palo antes que contra las redes. Caprichoso que estaba anoche el balón porque no sería el único. Fruto de los celos, los postes de la otra portería también reclamaron su protagonismo y le intentaron robar su gloria a Castro.

Fue inútil porque el nuevo socio del Pescador estaba on fire y quería terminar de presentar su candidatura al once titular. Visto lo visto, el puesto es suyo, como suya fue la sutil y rauliana vaselina con que firmó el dos a cero. Después vendrían el tercero, el desquite de Teo, los olés, la ovación al ídolo y la fiesta. Ahora, sí, nuestra fiesta.

Salud y menottismo para todos, para Mou… para Mou también.

Mejor que leerlo… es verlo:

Extras:

Como siempre, como ya sabéis, todo Racing Club está en La Comu de Racing

Llora la Filial Santiago Saccol, mi filial. Ánimo a todos.

El debate: Sobre el doble pivote de Racing debo decir desde ya que no me gustó. El Cholo debería mirarlo…

Que la Comu me reserve un sitio...

La ‘conducción Simeone’

Foto Olé

Simeone es un entrenador diésel. Sale bien en Primera, potente y un poco pasado de revoluciones para ir calentando la máquina y  llegar volando al final de la carrera. Es la archiconocida ‘conducción Simeone’ y generalmente el resultado suele ser positivo. Para este viaje no se necesitan más alforjas que un cuchillo, a ser posible, entre los dientes, y un fondo físico envidiable. Si una de las dos variables falla, el coche se gripa.

Pillud y Viola llegaron al final de Victoria en reserva  y fue Leone quien entró con el cuchillo en la mandíbula para frenar el arranque del Cholo Team.  Estos desajustes pasan en las mejores escuderías. De hecho, éste viene siendo el mal endémico que en los últimos años está privando a Racing de consolidarse como alternativa fiable al podio. Afortunadamente todo lo que se falla en defensa lo soluciona un ataque solvente comandado por Teo y al que se suma un joven piloto, Lucas Castro, que demostró saber cuándo la carrera pide acelerar y cuándo frenar. El empate sirve siempre y cuando los recambios que el Cholo tiene en el taller lleguen a tiempo para engrasar la máquina. Al fin y al cabo, este Apertura es un Rally y Simeone sabe que lo gana el que menos se equivoca.

Salud y menottismo para todos… para el Cholo también!!

En vídeo

Extras:

Los números de Simeone en Argentina vía La Pelota No Dobla

La info de Racing está más y mejor puesta en La Comu de Racing

Gracias a Germán, presi de La Filial Santiago Saccol de Racing, la de España, vaya, puedo decir que en nada firmaré estas pseudocrónicas desde ultramar como orgulloso socio de Racing Club.